No nos arruma el tiempo en este ahora de salvos.
Nos separa una vida lejana que se asoma entre retazos de mimbre.
Hay la miel de tus labios que trasciende los siglos.
Más se que no es mi cuna tu pecho, ni mis manos tus cantos.
Cuán fuerte nostalgia de aurora ataca esta noche gloriosa, que lindo el amor que nos toca quebrando el espacio.
Quiero contigo amor de otra vida, quiero sentir tu lejano legado.
Cuán fuerte fue nuestro lazo que aún hoy siendo tú otro, yo  te amo y añoro tus besos y te veo besarlo.

Anuncios

Ajenos a mi voluntad acuden tus recuerdos
vestigios, retazos, trazos, girones
relámpagos danzantes que perturban mi amada oscuridad.

No llueve ni es de noche, no hay perros ladrando afuera, ni el frío entra por las rendijas cómo un ninja. No es hoy ni es ayer, no huele a leña quemada, no se reconforta mi espíritu con el noble olor. ¡Mierda!, acaba de sonar otro pedo de la bestia, muchos caen muertos con sus ventosidades, y eso que desde los 90 no caga en serio. El espíritu contenido que pronto será soltado arremete con sus hedores, la fuerza encerrada va segura contra el futuro, ha encontrado su lugar en el mundo, el inodoro del monstruo es un valle de tejedores. Se prepara para la batalla final y cura sus heridas, espera el descuido de su carcelero, en la hora justa su ira se verá desatada y el comienzo del fin habrá empezado. El juicio se acerca, es hora de tomar la elección y actuar en el mundo, el tiempo de la preparación pronto habrá pasado, y el caer en si mismo será la revolución última, la llama de la creatividad encerrada en el conocimiento de si arderá y la magia antigua regresará al mundo. Los nuevos caminos se abrirán a los que vieron las señales y el esperado cambio por fin vendrá. El sol iluminará la tierra, un periodo de estabilidad corto develará  a la bestia. La seguridad del que actúa girará la manivela de la rueda de la fortuna y la oscuridad mostrará su cara oculta, el bien triunfa. La guerra avanza y la luz ilumina las tinieblas. La construcción del hombre vano termina

Que se levante el sol, que con violencia caigan las hojas, que se muestre el camino en mis huellas, para mi es el aire, para quién más podría ser la mañana encerrada. El punto de fuga de mis cansinas cegueras luz del día.
Escupe al bolivar las verdades del maíz transmutado que la capa de luna altiva y tirana ocultara a los transformadores de vacas.
La pienso pensándome, ella harén de morfeo, en quien más sino en el que escupe hormigas y grafos puedo vivirla al soñarme.
Auroras son mías antes que de ella, que pronto el rocío sacudirá las hojas del mismo día.

Vértigo, huracán, tornado, giros y giros, sinsentidos en el sinsentido, no tiempo, no espacio, nada, oscuridad brillante. No hay mal hallado en el pasado que me trae a este ahora.
Expiadas están las culpas, la sangre no reclama, no hay dolor si no lo quiero, no hay cadenas si no las invento, renuncio a los lazos mentales, renuncio a las culpas inocentes, soy el eterno no culpable.
¿Quién soy pues para juzgarme? soy el que no es, no puede ser este yo el rey del ser. Soy el que es en ausencia del yo. yo yo yo yo… ssssssssssssss… es lo que no es el yo. Soy entonces. No hay culpas.
Gracias.

Respirar profundo de los vientos contra mi piel, llama que lame , espíritu susurrante, amalgama de suaves colores, suave yugo que pare cadenas, en las horas de Prometeo, el resignado, compañera.
Solicita y pugnante, guerrera atlante, señora de mares y madre de castas dominantes, tus horas son mis sales, catapultas de vanidades y sueños fugaces.
Eres hoy principio ciervo herido, testigo silbante de los oscuros baluartes ¿acaso eres sentido? apenas apreciado y por todos conocido, el gran principio de cantares y prodigios.
Cansino y esperado expreso femenino, bendice con tu vaho los principios escondidos en este bar de putas y trinos aguerridos.
Que mi voz llameante levante las auroras en este fino día de entorpecidas horas, invoco aquí a las grandes señoras de otrora que a todos los poetas contagiaron Odas.
Que sean bendecidas las letras por soplos de musas y valkirias, que caigan ya vencidas en esta indigna pugna las vacilantes rimas que el colgado exuda.

Principio de principios, ahora bendecido, que sea este el camino para llegar al trío.

Otro comienzo, a veces creo que las palabras lo único que hacen es esclavizarme, a veces creo también que me liberan.

He aquí otra esclavizante forma de liberarme.

Bienvenido todo amo de la sincronicidad.

Huellas

octubre 2017
L M X J V S D
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Caminos

walkers

  • 18 hits